CAMINANDO A TRAVES DEL DOLOR

“Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo” 2 Corintios 1:3

En estos tiempos de crisis mundial todos hemos perdido a algún ser querido. Todos hemos experimentado falta de trabajo, robo, enfermedades, calamidades, y desastres. Son todos dolores que afectan nuestra vida física, emocional, y espiritual.

Pero el dolor no tiene por qué ser el final de la historia. De hecho, Dios quiere bendecirnos en medio de nuestro dolor. ¿Cómo puede Dios bendecir tu vida mientras estás con dolor? He aquí cuatro formas que Dios usa esto a nuestro favor.

Dios está cerca y sufre con nosotros: Cuando pasamos por dolor sentimos que seguramente Dios se ha olvidado de mí. Pero no todo lo que tu sientes es verdad. En el Salmo 34:18 dice “Dios siempre está cerca para salvar a los que no tienen ni ánimo ni esperanza”. Jesús nos mostró esto cuando murió su amigo Lázaro. En Juan 11:33 dice “Cuando Jesús vio que María y los judíos que habían ido con ella lloraban mucho, se sintió muy triste y les tuvo compasión”. Nunca pienses que Jesús no entiende tu dolor.

Dios usa el dolor para ayudarnos a crecer: Raras veces cambiamos nuestra conducta cuando las cosas van bien. Cambiamos cuando pasamos por dolor y dificultad. En Proverbios 20:30 dice “Con golpes y con azotes se corrigen los malos pensamientos”. Al pasar por el dolor crecemos en paciencia, templanza, dominio propio, y en amor.

Dios nos da una familia como apoyo: Dios no tiene la intención de que pasemos solos por el valle de la sombra y la muerte. Dios creó la familia en la iglesia para nuestro beneficio. En 1 Corintios 12:26 dice “Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento”. No hay motivo por el cual deberíamos pasar solos por momentos de dolor.

Dios usa nuestro dolor para ayudar a otros: Dios nunca desperdicia una herida. Cada vez que enfrentamos el dolor, Dios tiene un propósito en ello. En 2 Corintios 1:4 dice “Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros”. No hay mejor uso de tu dolor que ayudar a otros con él. Nuestros ministerios más grandes vendrán de nuestro dolor más profundo.

CONCEPTO IMPORTANTE

La Biblia dice que hay un tiempo para llorar. Y cuando lo hagas, al pasar por un momento difícil en la vida, Dios caminará contigo a través de tu dolor y te bendecirá. El dolor en si no produce gozo, pero se puede tener gozo en medio del dolor porque Dios esta con nosotros y es nuestra fuente de consuelo.

Tu fe no se prueba en los tiempos fáciles y felices. Se prueba en tiempos difíciles. Dios usa el dolor para pulir nuestro carácter. Cuando pasemos la prueba y el tiempo difícil nuestra fe será más fuerte.

Solo un padre que ha pasado por la pérdida de un hijo/a puede ayudar a una persona que está pasando por la misma experiencia. Es nuestra experiencia de haber pasado por el dolor lo que nos da credibilidad y así podemos ayudar a otros.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para entregarte todo mi dolor. Hoy vengo a pedirte que puedas consolar mi tristeza y darme ánimo. Igualmente te pido que me des fuerzas para usar este tiempo para pulir mi carácter. Permite que mi experiencia pueda servir a otros de ayuda.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.