TIENES PERMISO

“Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso” Mateo 11:28

Todos nos sentimos abrumados a veces. A veces es el resultado de asumir demasiado trabajo o responsabilidad. Otras veces es causado por cosas que no podemos controlar, como una enfermedad física o un trauma emocional. Incluso las cosas que disfrutamos pueden hacernos sentir abrumados.

Enfrentamos presiones diarias del trabajo o la escuela, de amigos y familiares, y de tratar de vivir una vida que honra a Dios. Todo esto puede acumularse y parecer completamente inmanejable. Afortunadamente, la Biblia nos da permiso para solucionar esto.

Permiso para ser imperfecto: El perfeccionismo chupa la vida de sus víctimas cansadas, presionándoles y exigiendo más, incluso cuando no hay nada más que dar. En Romanos 3:10-12 dice “No hay ni un solo justo, ni siquiera uno. No hay ni uno que haga lo bueno, ni uno solo”.

Nadie es perfecto, y es bastante inútil intentarlo por las propias fuerzas. Nuestra interminable búsqueda de la perfección nos dejará sintiéndonos vacíos y agotados. Una de las mejores formas de salir de este ciclo interminable de perfeccionismo es permitirte ser imperfecto.

Permiso para decir no: ¿Te sientes culpable cuando dices “no” a algo? Los cristianos nos sentimos presionados a decir sí porque creemos que esto honra a Jesús. Nos imaginamos a Jesús sirviendo, sacrificándose, amando y cuidando, y queremos ser como él.

Ni siquiera Jesús dijo sí todo el tiempo. En Juan 11:5-6 Jesús dijo no para ir a sanar a su amigo “Aunque Jesús amaba a Marta, a María y a Lázaro, se quedó dónde estaba dos días más”. Ninguno de nosotros es capaz de satisfacer todas las necesidades, cuidar a todas las personas y decir sí a todas las oportunidades.

Permiso para procrastinar: La procrastinación es el acto de posponer innecesariamente decisiones o acciones. Sin embargo, en ocasiones la procrastinación es beneficiosa. En Proverbios 19:2 dice “No es bueno actuar sin pensar, la prisa es madre del error”. Es bueno tomarse tiempo para pensar y procesar la información más relevante antes de tomar una decisión. La Biblia dice que hay un tiempo para todas las cosas y a veces es bueno procrastinar para proteger nuestra salud.

CONCEPTO IMPORTANTE

Cuando nos sentimos abrumados tenemos que tomar una acción que pueda aliviarnos. Seguir con los mismos patrones de perfeccionismo, decir si a todo, y cumplir con cada punto y coma solo empeorará la situación.

Es posible que necesitemos disminuir nuestra carga de trabajo, sabiendo que no es pecaminoso dejar de lado algunas responsabilidades por un tiempo. Decir no puede preocuparnos que a lo mejor otros se sientan heridos, ofendidos o desanimados. Pero recuerda que hubo muchas veces que Jesús dijo no con sabiduría y amor.

Cuando te sientas abrumado por tus propias acciones recurre nuevamente a Jesús que dijo que podemos ir junto a el cuando estemos cansados de llevar cargas pesadas. Una vez depositadas asegúrate de no retomarlas nuevamente.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti para confesar que me he cargado con el perfeccionismo, que siempre digo si a todo y que ando preocupado. Hoy vengo a depositar mis cargas contigo y te pido fuerzas para seguir adelante.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.