VIVIR CON PROMESAS

“Ni una sola de todas las buenas promesas que el Señor le había hecho a la familia de Israel quedó sin cumplirse; todo lo que él había dicho se hizo realidad” Josué 21:45

No se trata de sobrevivir en la vida sino de vivirla a plenitud. Es trágico cuando una persona vive una vida miserable por ignorancia. Pero es más trágico aun si una persona teniendo promesas no se aferra a ellas para tener una vida plena.

Se puede basar el éxito en la vida en su propia inteligencia, aptitudes, estudios, inclusive algún tipo de suerte. Pero hay algo que funciona con garantía. Se trata de las promesas de Dios. En la Biblia hay miles de promesas y he aquí algunas de ellas.

Recibiré ayuda: Hay un viejo proverbio que dice “Al que madruga Dios le ayuda”, pero esto no es correcto. En 2 Crónicas 16:9 dice “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él”. Dios sigue buscando a personas para ayudarles si tienen un corazón dispuesto para con él. Y no hace falta madrugar para ello.

Cosecharemos el bien: Al hacer el bien a veces uno se cansa, se desanima o deprime. Pero recuerda que el Señor no es ciego. En Gálatas 6:9 dice “Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos”. Dios ve cada acto, cada palabra, cada cosa buena que haces y la recompensa.

Tendré abundancia: Aunque tengas poco ahora, si eres fiel con esto y tienes fe, puedes estar seguro que Dios puede hacer mucho más con ello de lo que puedas imaginar. En Job 8:7 dice “Y aunque empezaste con poco, terminarás con mucho”. Los recursos de Dios son inagotables y puedes estar seguro que tendrás abundancia.

Nunca estaré solo: Es probable que ahora mismo estes pasando por soledad o sientes que todos se han olvidan de ti. Recuerda esta promesa que esta en Mateo 28:20 donde dice “Tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos”. Aun cuando esté pasando por una crisis, un valle de sombra y de muerte Jesus esta conmigo y nunca me dejara. ¡Es una promesa!

CONCEPTO IMPORTANTE

Puedes madrugar o velar toda la noche, pero esto no garantiza que recibirás ayuda de Dios. Recibirás ayuda de Dios si tienes un corazón dispuesto para con Él. ¿Qué significa tener un corazón dispuesto para con Él? Es buscar Su presencia. Sus promesas vienen por añadidura.

Hacer el bien es cansador y uno se desanima. Pero la promesa de Dios es que si persevero en ello tarde o temprano recibiré recompensa. Las promesas de Dios son una garantía para nosotros porque de lo contrario Él se haría mentiroso.

Dice un viejo himno que cantamos “Todas las promesas del Señor Jesús son apoyo poderoso de mi fe; mientras viva aquí cercado de su luz, siempre en sus promesas confiaré”. Las miles de promesas que están en la Biblia son la gasolina que necesitamos para tener una vida abundante aquí en la tierra.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti y te doy gracias por las miles de promesas que puedo encontrar en tu palabra. Hoy vengo a buscar tu presencia y te ruego que puedas poner tu mano sobre mí y bendecirme con tus promesas.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.