ANHELO TENER SALUD MENTAL

“Concéntrense en todo lo que es verdadero. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza” Filipenses 4:8

Nada cambiará en tu vida, tu salud, o tu economía a menos que cambies tu forma de pensar. Es fácil pensar que tus problemas son producto de tus circunstancias y menos de tu forma de pensar. Sin embargo, tu salud mental es una parte fundamental en el éxito de tu vida.

Siempre oramos que Dios cambie nuestras circunstancias. Pero Dios en realidad quiere tratar primero con lo que está pasando dentro de ti para luego ayudarte con tus circunstancias. El quiere que tengas una mente saludable y he aquí tres hábitos para lograrlo.

Libera tu mente de pensamientos destructivos: Tu mente necesita ser liberada porque eres un prisionero de tus pensamientos. Posiblemente te han dicho todo tipo de cosas falsas y estos pensamientos quieren controlar tu mente. En 2 Corintios 10:4 dice “Usemos las armas poderosas de Dios, no las del mundo, para derribar las fortalezas del razonamiento humano y para destruir argumentos falsos”.

Por ello debes decidirte en llevar cautivo tus pensamientos destructivos todos los días a los pies de Cristo. La única manera de ser libre de estos pensamientos es confrontarlos con la verdad de Cristo.

Alimenta tu mente con la verdad: Todos sabemos la importancia de la nutrición correcta. Las buenas calorías te dan más energía y las malas dañan tu cuerpo. Lo mismo ocurre con tus pensamientos. Basura que entra es basura que sale. En Mateo 4:4 dice “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Para tener una mente saludable, hay que alimentar la mente con la verdad de la palabra de Dios, no con veneno o basura de las redes sociales.

Enfócate en las cosas correctas: ¿Has escuchado la vieja frase “te conviertes en lo que más piensas”? Si piensas en Jesús, te parecerás más a él. En Colosenses 3:2 dice: “Tened la mira puesta en las cosas de arriba, no en las de este mundo”.

En la sociedad te enseñan a pensar en ti y en nadie más. Pero la Biblia nos dice que lo correcto es amar primero a Dios y luego a personas que nos rodean.

CONCEPTO IMPORTANTE

Tu mente es tu posesión más preciada y Satanás quiere controlarla. La mente es el campo de batalla del pecado. Ganamos o perdemos la batalla contra el pecado en nuestras mentes. Toda tentación da su primer paso en la mente y como resultado, es ahí donde ocurre el pecado.

Una mente enferma conduce a la tensión, la presión y el conflicto. Una mente saludable conduce a la tranquilidad, la serenidad y la paz. Aprender a manejar tu mente cambiará tu vida por completo y Dios nos quiere dar la oportunidad de tener la mente de Cristo.

El alimento que le damos a nuestra mente determinara lo que pensamos y hacemos. Es por ello que debo de buscar alimento saludable todos los días de Su palabra. Únicamente así puedo asegurarme de tener salud mental.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti confesando que mi mente esta enferma y que necesito tu sanidad. Perdóname por enfocarme en cosas incorrectas, por permitir pensamiento destructivos. Llena mi mente con tu palabra y toma control de lo que pienso.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.