Una vida bendecida, prosperada y en victoria es una vida con orden y equilibrio. Contrario a esto sería una vida desequilibrada que produce frustración, fatiga y derrota.

Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en favor para con Dios y los hombres Lucas 2: 52

Nos dice este pasaje de que Jesús era un ejemplo de una vida equilibrada desde muy joven en adelante. Jesus llevaba una vida equilibrada en 4 áreas específicas que si las ponemos en práctica tendremos éxito en la vida.

1. Jesús crecía en SABIDURIA: Esto significa que crecía intelectualmente y que tenía equilibrio mental. Para esto Jesus estudiaba las escrituras. Por tanto, empieza a estudiar, y si estas estudiando no dejes de estudiar, y si has estudiado vuelve a estudiar.

La Biblia nos indica que si necesitamos sabiduría que se la pidamos a Dios (Santiago 1.5). Pero esto no sucede, así como algo mágico, sino que requiere de disciplina y trabajo. Incluye en tu vida un plan de lectura, aprende un idioma, memoriza versículos y aumentaras tu sabiduría.

2. Jesús crecía en ESTATURA: Esto significa que el crecía físicamente en equilibrio sano. Necesitamos equilibrio físico. Según la palabra nuestro cuerpo es un templo equilibrado (1 Corintios 6:19) que requiere de cuidado.

Si no duermes tu rendimiento bajara durante el día. Si no comes equilibradamente tu cuerpo sufrirá consecuencias. Si no tienes un plan de ejercicios se atrofian tus músculos. El equilibrio físico es tan importante como el espiritual.

3. Jesús crecía en el FAVOR CON DIOS: Esto significa que Jesus se desarrollaba en su relación con el Padre. Jesús crecía en el favor con Dios porque cada vez más conocía a su Padre Celestial. El crecimiento espiritual es el conocimiento de nuestro Señor (2 Pedro 3:18).

Muchas personas crecen en el “conocimiento” de Dios, pero no en su “relación intima” con Dios. Esto equivale a tener un cerebro enorme y corazón chiquito para con Dios. Ganarme el favor de Dios es tener una relación íntima con El.

4. Jesús crecía en el FAVOR CON LOS HOMBRES: Esto significa que Jesus se desarrollaba socialmente y la gente lo amaba. Es posible tener todo y de todo en la vida, pero no tener familia y amigos.

Define cuales son las amistades que NO son buena compañía para ti (dime con quien andas y te diré quien eres). Luego busca relacionarte con personas que puedan enriquecer tu vida.

CONCEPTO IMPORTANTE

¿Como puedo poner mi vida en equilibrio? La ciencia del prudente está en entender su camino (Proverbios 14:8). Para entender mi camino tengo que hacer una pausa en mi vida y hacer 2 cosas específicas:

Primero tengo que hacer un inventario. Examina tu vida y pregúntate: Donde me falta balance? Donde estoy en mal estado? Examina tu balance mental, emocional, físico, espiritual y social. Sócrates decía: “Una vida que no es examinada no vale la pena vivir”. Por ello un inventario de mi vida es importante para ver el estado en el cual me encuentro.

Segundo tengo que tener un plan de acción. Saber lo que tengo que hacer y no hacerlo es pecado (Santiago 4.17). Por ello prepara un plan específico incluyendo los cambios que tienen que suceder en tu vida, como lo harás, que pasos estarás tomando, y para cuando lo harás.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti agradeciéndote por darme el modelo de una vida equilibrada. En este día tomo la determinación de ordenar mi vida y te ruego que me des equilibrio mental, físico, relacional contigo y con mi prójimo.

Deja un comentario
VIDA EQUILIBRADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *