LOS RADICALES

“El que ama a padre o madre más que a mí no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mi”. Mateo 10:37-38

Martín Lutero y Juan Calvino, los padres de la Reforma Protestante, no pudieron imaginarse el cambio y la transformación que produciría su audaz y osada acción en no quedarse en el status quo. Es por algo que ellos se ganaron el título de “LOS RADICALES”.

Moisés pasó 40 años de transformación para estar listo, José estuvo en el calabozo por varios años, Abraham tuvo que huir, Pablo quedo ciego, y Jesús dio su vida para que nosotros seamos transformados y renovados en nuestro entendimiento. No hay duda que todos fueron radicales.

He aquí algunas marcas de personas que son Radicales:

  1. Radicales temen a Dios más que a los Hombres: Pedro y los apóstoles cuando se encontraron con la oposición dijeron: “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”. Radicales saben que donde manda Capitán no manda marinero!

 

  1. Radicales están preparados para su tiempo: Juan el Bautista se prepararo treinta años para un ministerio de seis meses, mientras que Jesús se preparó treinta años para un ministerio de tres años y medio. Radicales practican y perfeccionan sus habilidades para que cuando llegue el momento estar más que listos para la tarea.

 

  1. Ser Radical tiene su precio: Jesús dijo al joven rico “Deja todo y sígueme” (Marcos 10:21). Para ser un radical hay un precio que pagar y para ver lo que hay mas allá tienes que soltar lo que está más acá!

 

  1. Ser un Radical tiene riesgos: Jesús dijo a sus discípulos “Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán” (Juan 15:20). Ser discípulo de un “radical” es arriesgado y por ello no es para cobardes.

 

  1. Ser Radical tiene Recompensa: Jesus les dijo a sus discípulos “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará” (Lucas 10.17-19). Recuerda que los Radicales tienen poder pues están parados sobre la roca que es Jesus.

 

CONCEPTO IMPORTANTE

La vida Cristiana NO es para cobardes. Solamente para aquellos que con valentía y coraje enfrentan su situación. Dios pide todo de nosotros, El dio todo lo que tenía. Nosotros le debemos servicio Radical. Para trabajar y servir a Dios se necesita de una actitud Radical.

Nuestra conducta tiene que ir acompañada por una actitud radical y decir “Si Señor Heme Aquí, yo te seguiré a donde tú quieras que yo vaya”. Que significa ser Radical? Significa tomar pasos concretos y visibles con riesgo y sacrificio para cumplir con la voluntad de Dios.

 

MOTIVO DE ORACION

Señor hazme un radical! Gracias por darlo todo por mí y ahora te entrego mi voluntad, mi mente, mi corazón y todas mis fuerzas físicas para que hagas de mi un radical para tu causa, tu reino y la esperanza de millones que aún no te conocen.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *