COMO DESARROLLAR EL AUTOCONTROL

COMO DESARROLLAR EL AUTOCONTROL

“El que controla su temperamento es mejor que un héroe de guerra, el que gobierna su espíritu mejor que el que captura una ciudad” Proverbios 16:32

Suena tan simple y directo, quizás inclusive fácil. Pero tener autocontrol no es un concepto o idea especialmente atractiva. No llama la atención ni capta titulares en los periódicos. Pero quien lo tiene es bendecido por Dios. De hecho, la Biblia dice que si no tenemos autocontrol seremos una ciudad sin murallas.

El autocontrol es simplemente la práctica importante de aprender a mantener el control de la bestia, nuestra carne, que vive dentro de nosotros. El autocontrol “es más fácil decirlo que hacerlo”. Sin embargo, es posible tenerlo si cumplo con estas tres indicaciones.

Necesito manejar mi boca: Todos los días mi boca es un gran desafío. Cuando menos lo pienso mi boca me mete en problemas. En Proverbios 13:3 dice “El que guarda su boca guarda su alma; más el que mucho abre sus labios tendrá calamidad”. Mi oración de todos los días es que Dios que me ayude a manejar mi boca. Me levanto por la mañana y digo: Señor, ponme un bozal para decir menos tonterías.

Necesito mente y corazón renovada: En otras palabras, comienza a poner las palabras de la Biblia en tu mente. Memoriza algunos versículos. Escríbelos en tarjetas y memorízalos. En el Salmos 119:11 dice “En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti”. Aliméntate de la Palabra de Dios. Entonces, cuando su Palabra se convierta en la tuya, verás que ocurren milagros en tu vida. De la abundancia de tu corazón hablará tu boca.

Necesito la llenura de su Espíritu Santo: Si tomo una botella de champú y aprieto esa botella, ¿qué sale? Champú. ¿Por qué? Porque todo lo que hay en el envase sale cuando está bajo presión. Eso es cierto en tu vida. Lo que sea que hay en ti sale cuando estás bajo presión. Por ello dice en Gálatas 5:22-23 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza”.

Es por ello que debo buscar la llenura del Espíritu Santo, para que siempre tenga buen contenido. Mas aun cuando estoy bajo presión.

CONCEPTO IMPORTANTE

La Biblia dice que tu lengua es como el timón de un gran barco. Un pequeño timón diminuto puede dirigir un barco grande en cualquier dirección. La lengua es el timón de tu vida. Lo que dices es adónde vas a ir. Por ello es de bendición tener el autocontrol de mi boca.

Si lleno mi pozo con la palabra de Dios entonces me aseguro que el agua que saldrá será de mucha bendición. El leer y memorizar la palabra de Dios es vitamina para mi vida.

Cuanto más dejo que Dios controle mi mente y mis emociones, más autocontrol tengo. Mucha gente piensa: “Si dejo que el Espíritu Santo llene mi vida, me convertiré en un fanático religioso”. Pero esto es una mentira del Diablo. El autocontrol simple y sencillamente me hace una persona mas atractiva.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti reconociendo que me falta autocontrol. Necesito entregarte el control de mi vida porque las cosas no van bien. Hoy te pido que me llenes de tu Espíritu Santo para transformar mi interior y darme el autocontrol sobre mi vida. Gracias por llenarme de tu presencia.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *