Esperar Respuesta

COMO ESPERAR POR UNA RESPUESTA

“Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; y puso mis pies sobre peña” Salmos 40:1-2

Correr de prisa mata toda oración. Dios no nos habla mientras salimos corriendo por la puerta. Muchas veces, corremos tan acelerado que no podemos reducir la velocidad lo suficiente para sintonizarnos con Dios. Por ello es que a veces no obtenemos respuesta.

Si deseas obtener respuesta de Dios para tu vida y ministerio, en primer lugar, debes querer tener respuesta, y luego esperar para escucharla. He aquí tres condiciones para esperar por una respuesta propicia de parte de Dios.

Espera en silencio: Es difícil estar callado cuando estás frustrado. Cuando estás desesperado, quieres que todos lo sepan. Quieres quejarte, murmurar, y gritar. Pareciera que no nos importa esperar si al menos podemos quejarnos.

Sin embargo, esperar en silencio es la condición para recibir una respuesta de Dios. En Lamentaciones 3:26 dice “Por eso es bueno esperar en silencio la salvación que proviene del Señor”. Esperar en silencio permite escuchar la voz de Dios que a veces viene como un susurro a nuestro oído.

Espera con confianza: Siéntate y no te pongas nervioso/a. No tomes el asunto en tus propias manos para resolver las cosas, esto no demuestra confianza en Dios. En Miqueas 7:7 dice “En cuanto a mí…espero confiadamente que Dios me salve, y con seguridad mi Dios me oirá”.

Esperar con confianza es depositar toda mi fe en Dios. Mientras esperamos en Dios, tenemos que confiar de que El es soberano y que en Su tiempo perfecto el me dará una respuesta.

Espera expectante: La forma en que esperas con anticipación demuestra la expectativa por el resultado que anhelas. Esta es una espera que tiene acción detrás. Esa acción es el ejercicio de la fe con ansiosa anticipación.

En Santiago 5:7 dice “Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia”. Mientras espera la cosecha, el labrador se prepara con expectativa por el resultado que será de mucha bendición. Esperar es un momento para prepararse para lo que viene más adelante.

CONCEPTO IMPORTANTE

Cuando una mujer está embarazada tiene que “esperar” nueve meses. Pero lo hace de forma activa, esperando un resultado específico; un bebé. Esperar en Dios nunca es una pérdida de tiempo y cuando lo hacemos debemos hacerlo con expectativa.

Al orar no tienes que ser poético o dramático. Simplemente habla con Dios como lo harías normalmente con otra persona. Pero luego, como en cualquier conversación, deja de hablar y escucha en silencio lo que Dios quiere decirte.

Esperar confiadamente trae honra a Dios porque es un ejercicio de la fe. David espero pacientemente, con confianza y expectativa, y Dios le contesto favorablemente colocando sus pies sobre la roca. Esto trajo mucho gozo y recompensa a su vida.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para confesar que no soy impaciente. Perdóname por no tomar más tiempo para escuchar tu voz y esperar en tu tiempo. Hoy tomo una decisión para cambiar esto en mi vida y enséñame a esperar con expectativa por tu respuesta.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *