COMO SER UN PACIFICADOR

“Dios bendice a los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios” Mateo 5:9

No querer enfrentar y hablar de los problemas es cobardía. A ninguno de nosotros le gusta el conflicto, así que tratamos de evitarlo y posponemos la resolución, pero esto solo los agranda. Igualmente, si siempre cedes y dejas que la otra persona se salga con la suya, eso es pasividad.

Un conflicto no resuelto bloquea mi comunión con Dios. La Biblia dice que no se puede tener una comunión con Dios si tenemos conflicto con otros. Tener conflicto crea estorbos en nuestra oración y te hace sentir miserable. ¿Entonces, como puedo ser un pacificador?

Toma una acción: Ser pacificador no es ser una persona que se queda de brazos cruzados. Si hay algo que está mal en alguna relación de tu familia, amigos o trabajo, no esperes mucho tiempo, toma acción y haz algo al respecto. En Mateo 5:23-24 dice “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda”.

Ataca el problema…no a la persona: Si quiero hacer la paz tengo que atacar el problema que está llevándose la felicidad de mi hogar. Dios ama al pecador, pero no ama al pecado. En Proverbios 15:1 dice “La blanda respuesta quita la ira; más la palabra áspera hace subir el furor”. Involucra tu mente antes de involucrar tu boca. Se sincero, no sarcástico.

Coopera lo más que tú puedas: Hay un dicho popular que dice “Para bailar el Tango se necesita 2”. Y Romanos 12:17 dice “Si es posible, en cuanto dependa de ustedes, estad en paz con todas las personas”. Si una persona hace la paz la otra no tiene otro remedio que aceptarla.

Enfatiza la reconciliación: Reconciliar significa restablecer una relación. No significa que resuelva todos los problemas. En 2 Corintios 5:18 dice “[Cristo], nos dio el ministerio de la reconciliación”. No tenemos la solución para todos los problemas, pero si podemos ser parte de la solución en ofrecer reconciliación.

CONCEPTO IMPORTANTE

Jesús dijo que tenemos que buscar activamente resolver un conflicto. Si tienes dificultades para obtener una respuesta a tu oración, tal vez sea mejor que revises tus relaciones. La palabra más difícil de decir a veces es “Perdóname”.

No se trata de cuánto tu oras, lees la Biblia, cantas, o das. Pero, ¿te llevas bien con otras personas? Esa es la marca de un cristiano. En Juan 13:35 dice “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”.

Cuando estás resentido, lo único que puedes pensar es lo molesto que estas con esa otra persona. Dios dice felices son los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios. Cuando estamos en paz seremos felices y seremos parte de Su familia.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti reconociendo que tengo conflictos con otras personas y te pido perdón por no haber sido un pacificador/a. Te ruego que me perdones y me des las fuerzas para resolver mis conflictos y darme paz.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desea enviarnos un Whatsapp?