BENEFICIOS DE LA COMPASION

“Dios bendice a los compasivos, porque serán tratados con compasión.” Mateo 5:7

Frecuentemente escuchamos lo siguiente. Si quieres ser respetado tienes que respetar primero. Si eres amable otros serán amables. En realidad, Jesús lo resumió de esta manera en Lucas 6:38 “Dios les dará la misma medida que ustedes den a los demás”.

¿Qué significa ser compasivo? ¡Compasión es amor en acción! Quisiera presentarte 4 expresiones de la compasión que a todos nos gusta recibir.

Si soy compasivo seré tratado con mucha paciencia: En cada familia existen los “bichos raros”. Son ese tipo de personas que siempre actúan de forma rara y sospechosa. Es con estas personas que debo de recordar lo que dice en Romanos 15:7 “Acéptense unos a otros, tal como Cristo los aceptó a ustedes”. A veces yo soy ese “bicho raro” y necesito ser tratado con paciencia.

Si soy compasivo recibiré perdón por mis fallas: Cuando personas cometen un error, te gusta pisotearlas diciéndoles “Ves te lo dije”. ¿O eres de las personas que ofrece una mano a la persona que acaba de cometer un error? En Colosenses 3:13 dice “Sean tolerantes los unos con los otros.” Si yo perdono también seré perdonado.

Si soy compasivo me ayudaran cuando esté sufriendo: Cuando sientes lástima por una persona, esto no es ser como Cristo. Cuando haces algo al respecto, eso sí es ser como Cristo. En 1 Juan 3:17-18 dice “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”.

Si soy compasivo mis enemigos harán bien conmigo: Todos conocemos a personas a quienes nunca invitaríamos a nuestro cumpleaños. Todos hemos “Mandado a la China” a alguien alguna vez. Sin embargo, Jesús dijo en Lucas 6:33 “Y si sólo tratan bien a la gente que los trata bien, tampoco hacen nada extraordinario. Amen a sus enemigos”. Para ganarme el amor de otros debo primero hacerlo con ellos.

CONCEPTO IMPORTANTE

Si quieres ser feliz y recibir la compasión y misericordia de Dios tienes que tratar con compasión a otras personas también. Dios ha sido misericordioso conmigo, así que necesito ser misericordioso con otras personas.

Cuando te niegas a perdonar a los demás y te niegas a mostrar misericordia a los demás, estás quemando el mismo puente que tienes que cruzar para llegar al cielo. Necesito ser misericordioso, porque lo voy a necesitar de nuevo en el futuro. Voy a cometer errores. No quemes tus puentes.

Hacer actos de misericordia nos saca de nosotros mismos, saca la atención de mí y la enfoca en otras personas y produce felicidad. Debes ser misericordioso, simplemente porque eso te hace feliz. Es una bendición boomerang: lo que das es lo que recibes.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti reconociendo que no siempre he sido compasivo con otros. También te quiero agradecer porque tu misericordia conmigo nunca ha menguado. Hoy decido repartir misericordia, compasión y amor con otros, inclusive aquellos que no me han tratado bien.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *