SECRETO PARA LA SATISFACCION

“Dios bendice a los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” Mateo 5:6

El grupo musical de Los Rolling Stones cantaron la canción “I Can’t Get No Satisfaction” (No puedo obtener Satisfacción) ¿Por qué tanta gente está tan insatisfecha? A Jesús no le cabía duda que todos queremos satisfacción plena en la vida. A todos nos gusta estar satisfechos de comida, bebida y emociones.

Todos tenemos también un hambre espiritual dentro de nosotros, pero simplemente no lo llamamos así. Usamos frases como “Mi vida está vacía”, “Estoy aburrido”, “Debe haber algo más en la vida que esto”. La Biblia dice que no tenemos satisfacción porque la estamos buscando en el lugar equivocado.

No hay satisfacción duradera en el placer: La mayoría de los anuncios en televisión apelan a este tipo de hambre indicando “El sabor que satisface”. Si eso fuera tan cierto, solo tendría que tomar una botella y nunca necesitaría comprar otra pizza. No hay placer que dure. En Eclesiastés 1:8 dice “No importa cuánto veamos, nunca quedamos satisfechos. No importa cuánto oigamos, nada nos tiene contentos”.

No hay una satisfacción duradera en los logros: Existe el mito que dice que “el éxito produce satisfacción”. Pero esto simplemente no es cierto. Después de la emoción de tener éxito en un negocio, llega ese vacío de que algo falta, hay algo más que conquistar. En Eclesiastés 4:8 dice “Es el caso de un hombre que trabaja mucho para acumular toda la riqueza posible. Sin embargo, luego se pregunta: ¿Para quién trabajo? Nada tiene sentido, todo es tan deprimente”.

No hay una satisfacción duradera en las posesiones: Esto suena tan cliché y sin embargo caemos a diario en esta trampa. Hoy en día hay más productos disponibles que nunca y todos dicen “Satisfacción garantizada o le devolvemos su dinero”. ¿Estamos entonces más felices que nunca? Los pobres tienen esperanza de que así lo sea. Pero los ricos saben que la felicidad no está ahí. En Eclesiastés 5:10 dice “Los que aman el dinero nunca tendrán suficiente. ¡Qué absurdo es pensar que las riquezas traen verdadera felicidad!”

CONCEPTO IMPORTANTE

Una persona hambrienta no anda pidiendo un celular iPhone o zapatos Adidas, lo que anda pidiendo es comida porque tiene hambre. La primera cosa que tengo que admitir cuando estoy necesitado espiritualmente es que necesito ayuda de Dios. Es el primer paso hacia una vida plena.

Luego, rodéate de las personas que tienen hambre de las cosas de Dios. Si te rodeas de personas que comen comida chatarra, vas a comer comida chatarra. Así que rodéate de las personas que tienen hambre del Señor y encontrarás la comida correcta.

El único que puede saciar tu hambre y sed emocional y espiritual es Cristo. Por ello él dijo en Juan 6:35 “Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás”.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti reconociendo que tengo hambre y sed de ti y que no he buscado satisfacer esto en el lugar correcto. Hoy te pido que puedas llenar mi vida con tu presencia y satisfacer todas mis necesidades emocionales y espirituales.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desea enviarnos un Whatsapp?