CONTROLAR MIS IMPULSOS

“Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad” Mateo 5:5

El término “manso” ha perdido en nuestra generación su significado. Si tú le pones como atributo a un hombre de que es “manso” es como decirle que no es macho, no es hombre. No es algo que uno pondría en su Hoja de Vida – “Soy Manso y Humilde”.

Ser manso no es ser menso. Ser manso es tener bajo control los impulsos de la carne. Cuando Jesús hablo de este término él decía “Felices son aquellos que tienen bajo control sus impulsos”. ¿Como puedo llegar a tener la cualidad de ser manso?

Cuando alguien te atiende, se complaciente y no intransigente: El secreto para recibir un buen servicio es tratar a las personas con respeto y no con exigencias desmedidas. El intransigente con sus impulsos quiere imponer su agenda. Cree que la exigencia debería dar como resultado un buen servicio. En Filipenses 2:4-5 dice “No se ocupen solo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás”.

Cuando alguien te decepciona se amable y no intratable: Todos experimentamos decepción de alguna persona en nuestra vida. Cuando las decepciones vienen a tu vida y las personas no cumplen con tus expectativas se amable y no intratable. En Gálatas 6:1 dice “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, deberían ayudarlo a volver al camino recto con ternura y humildad”.

Cuando alguien te corrige se enseñable, y no inaccesible: Ser manso significa que tienes una actitud de dejarte enseñar. La gente mansa está ansiosa por aprender. Las personas mansas no intentan fingir que lo saben todo. En Santiago 1:19 dice “Todos ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse”.

Cuando alguien te hiere sé un actor y no un reactor: Cuando alguien te hiere tú tienes 2 opciones de actitud, ser un actor, que actúa en pro de una solución o un reactor, una bomba que explota. En Romanos 12:17 dice “No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres”. El manso no busca la revancha y la venganza, sino la paz.

CONCEPTO IMPORTANTE

Las personas exigentes están insatisfechas con todo lo que hacen. Además de ser muy críticos con ellos mismos, también lo son con los demás. Cuando alguien está en desacuerdo contigo, se manso y sensible, mantén tu cordura, no explotes.

Inclusive Pablo indica que si alguien quiere ser un servidor tiene que tener cualidades de manso. En 2 Timoteo 2:24 dice “Un servidor de Dios debe ser manso con todos, saber enseñar, y tener mucha paciencia”.

No se trata de ser pasivo, ser una alfombra que todos puedan pisarte, dejar siempre que la otra persona se salga con la suya. Eso no es ser manso, eso es ser menso. La persona que pone sus impulsos bajo el control de Dios, se le abrirán muchas puertas aquí en la tierra.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti para reconocer que necesito aprender de ti en como ser manso y humilde. Te pido perdón por no poder controlar mis impulsos. Hoy me someto a ti y ayúdame con tu Santo Espíritu a ser manso.

Deja un comentario

1 comentario en “CONTROLAR MIS IMPULSOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desea enviarnos un Whatsapp?