DEJA DE MENTIR

Cuando deliberadamente ocultas la mitad de la verdad, estás diciendo una verdad parcial, y estás siendo engañoso. Puedes mentir falsificando o puedes mentir ocultando. Inclusive puedes mentir sin siquiera decir una sola palabra.

“¿Quieres vivir una vida larga y próspera? ¡Entonces refrena tu lengua de hablar el mal y tus labios de decir mentiras!” Salmos 34:12-13

Dios dice que mentir es una intención de engañar y cuando solo estás diciendo una media verdad estás diciendo una mentira completa. ¿Si esto es tan grave cómo podemos ser honestos en un mundo deshonesto? Hay cuatro hábitos que debemos de practicar para ser honestos y no mentir.

Di la verdad completamente: En teoría, todos estamos de acuerdo en que la honestidad es lo correcto. Pero cuando uno trata de ser honesto con otros causará una confrontación y no queremos herir a nadie. Pero recuerda lo que dice en Proverbios 28:23 “A fin de cuentas, la gente aprecia la crítica sincera mucho más que la adulación”. Por ello di siempre la verdad completamente.

Di la verdad consistentemente: Ser honesto el 80% del tiempo no es integridad. Hay mucha gente que miente y luego no se acuerda lo que dijeron. Si dices la verdad en todo momento, no tienes que recordar nada porque siempre has dicho la verdad. En Proverbios 11:3 dice “La honestidad guía a la gente buena; la deshonestidad destruye a los traicioneros”.

Di la verdad con amor: No golpees a la gente con la verdad porque cambiara más fácil y rápidamente cuando dices la verdad con un espíritu de amor. En Efesios 4:15 dice “En cambio, hablaremos la verdad con amor y así creceremos en todo sentido hasta parecernos más y más a Cristo”.

Di la verdad con respeto: La verdad hay que decirla siempre con mucho respeto y tacto. En Proverbios 12:18 dice “Algunas personas hacen comentarios hirientes, pero las palabras del sabio traen alivio”. Tienes una opción con tus palabras: puedes lastimar a las personas o puedes sanarlas. Puedes levantar a las personas o puedes destruirlas. Por ello pon tu mente en marcha antes de poner en marcha tu boca.

CONCEPTO IMPORTANTE

La mentira sabotea el éxito. Destruye las relaciones. Daña el carácter. Y Dios dice no lo hagas. Nadie tiene la memoria suficiente para ser un buen mentiroso. Si mientes, debes recordar lo que le dijiste a cada persona. Por tanto, debes decir la verdad completa y consistentemente.

Si eres una persona deshonesta muy pronto no tienes relaciones, nadie puede confiar en ti. Por ello decir la verdad genera confianza. La honestidad es un estilo de vida y tengo que ser consistente en ello.

Un viejo proverbio árabe dice “cuando disparas una flecha, sumérgela primero en miel”. Cuando confrontas con la verdad a alguien recuerda de no dañar a la persona sino levantarla en amor para que pueda encaminarse en el camino correcto. Siempre debo de decir la verdad con amor y con tacto.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti reconociendo que no siempre digo la verdad. Perdóname por mentir y ayúdame a ser honesto/a. También te pido que me ayudes a confrontar con la verdad a otros en amor y con respeto.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *