DEJA DE ROBAR

Es sorprendente la cantidad de formas en que podemos robar. Me he fijado en el Diccionario y he encontrado que para la palabra “robar” hay más de 100 sinónimos. Sin duda es una de las transgresiones más practicadas de los 10 Mandamientos.

“Si eres ladrón, deja de robar. En cambio, usa tus manos en un buen trabajo digno y luego comparte generosamente con los que tienen necesidad.” Efesios 4:28

Robar puede ser causado por codicia, baja autoestima o presión grupal. Seguramente dirás, pero yo soy una persona honesta y no tomo nada que no sea mío. Sin embargo, hay muchas formas de robar, he aquí algunas de ellas.

Robamos al mentir a nuestros Clientes: Hace tres mil años esto ya era un problema. En Amós 8:5 dice “Achicaremos la medida, y subiremos el precio, y falsearemos con engaño la balanza”. Esto suena a como si vendemos un auto y se encubre los problemas que tiene. Un médico realiza pruebas innecesarias o un técnico hace reparaciones no solicitadas. Esto se llama robar.

Robamos en el Trabajo: Robar en el trabajo no se refiere solo en llevar mercaderías del lugar de trabajo. Pero robar el tiempo de trabajo también lo es. El viejo dicho “Cuando el gato no está los ratones bailan”, significa robar. Mucho creen que al distraerse en el trabajo con el Internet no le hace daño a nadie. Esto es robar tiempo por el cual te están pagando.  

Robamos al incumplir un Préstamo: Los peores préstamos son los que se hacen a amigos y familiares. Esto se aplica a cualquier cosa, no solo a dinero efectivo. Cualquier cosa prestada como una herramienta, utensilios de cocina, libros, ropa que no es devuelto, es robado. En Salmos 37:21 dice “Los perversos piden prestado y nunca pagan”.

Robamos a Dios: El primer 10% de todo lo que gano vuelve a Él en agradecimiento porque se lo debo todo. En Malaquías 3:8 dice “¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.” Dios dice que, si no cumplo en devolver al Señor algo en gratitud por lo que Él ha hecho, eso es robarle a Dios.

CONCEPTO IMPORTANTE

Nos encanta participar de una conversación donde hablamos de los pecados de otras personas. Pero no nos gusta cuando se comienza a destapar nuestra propia olla y se descubre áreas de nuestra vida donde estamos robando.

No hay duda que Satanás tiene estrategias para hacernos creer que lo que estamos haciendo no es robar, pues tenemos excusa para todas nuestras acciones erradas.

En cambio, la palabra dice “usa tus manos en un buen trabajo digno y luego comparte generosamente con los que tienen necesidad”. Es decir que si eres honesto tendrás no solo suficiente para ti sino también para compartir con otros.

Permite que te conozcan como una persona que no roba el tiempo, que devuelve lo prestado, que dice la verdad, y que diezma.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti para pedirte perdón por haber robado. Reconozco que he fallado en muchas áreas de mi vida. Hoy vengo a pedirte fuerzas y sabiduría para restituir todo lo robado y vivir una vida que te agrada.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *