CUANDO FRACASAMOS

Nadie vive una vida de puras victorias. Todos experimentamos reveses, derrotas, pérdidas y fracasos. Considera el fútbol, hasta los mejores jugadores del mundo a veces fallan en acertar el arco. Lo mismo es cierto en nuestra vida diaria, todos fracasamos, incluso cuando buscamos servir a Dios.

“Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús…y saliendo fuera, lloró amargamente.” Mateo 26:75

Lo primero que debes de hacer cuando te enfrentas a una falla es analizar por qué sucedió. Aunque puede haber una variedad de razones, muchas fuera de tu control, aquí hay cuatro causas comunes.

Cuando no haces planes: Como dice el viejo refrán, “Si fallas en planear, estas planeando para fallar”. Proverbios 27:12 dice “El prudente se anticipa al peligro y toma precauciones. El simplón sigue adelante a ciegas y sufre las consecuencias”. Recuerda, ¡Noé comenzó a construir el Arca mucho antes de que comenzara a llover!

Cuando crees que lo has “logrado”: Pedro amaba profundamente a Jesús, había caminado con él por varios años, pero cometió un error, pensó que ya tenia todo bajo su control. En Proverbios 16:18 dice “El orgullo va delante de la destrucción, y la arrogancia antes de la caída”. La humildad siempre debe llevarnos a reconocer que soy frágil y que aun no he llegado a la perfección.

Cuando no le haces caso a Dios: La Biblia es el manual de usuario y está lleno de instrucciones prácticas para todo aspecto de la vida. En Proverbios 14:12 dice “Hay camino que al hombre le parece derecho pero su fin es camino de muerte”. No leer el manual de usuario es predisponerse para el fracaso.

Cuando te das por vencido muy pronto: La impaciencia ha llevado a muchos al fracaso. José en la Biblia había recibido sueños de joven, pero tuvo que esperar mas de 15 años para verlos cumplidos. El Profeta Habacuc tuvo que esperar también por una respuesta de Dios y recibió esta palabra en Habacuc 2:3 “aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá”. Muchas veces, el éxito está a la vuelta de la esquina.

CONCEPTO IMPORTANTE

Muchas veces el fracaso es un trampolín para un futuro exitoso. Pedro fracasó al caminar sobre las aguas y luego negó haber conocido a Jesús. Pero Pedro también aprendió la lección y llego a ser la “roca” sobre la cual Jesús edifico su iglesia.

Cuando fallamos en seguir las instrucciones de Dios, solo estamos buscando problemas. En Josué 1:8 dice “si guardas y haces conforme a todo lo que en él está escrito harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.

Si José, Pedro, Habacuc y otros en la Biblia se hubieran dado por vencido no habrían tenido el éxito que viene en perseverar y sus historias nunca hubieran sido registradas en la Biblia. Por mas que hayas fracasado varias veces sigue levantándote y camina.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti para reconocer que he fracasado reiteradas veces. Hoy para buscar tu consejo para hacer mejores planes y también pedirte fuerzas para levantarme y seguir caminando.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desea enviarnos un Whatsapp?