RESOLUCIONES Y PLANES

¿Alguna vez has resuelto perder peso, hacer más ejercicio, ordenar tus finanzas, aprender una nueva habilidad y luego no lo lograste? Si es así, ¡no estás solo! Según las estadísticas el 68% de las personas hacen resoluciones y planes, sin embargo, 1 de cada 3 los abandona a mitad de camino.

“No comiences algo sin calcular el costo. Pues, ¿quién comenzaría a construir un edificio sin primero calcular el costo para ver si hay suficiente dinero para terminarlo?” Lucas 14:28

Algunas personas viendo estas estadísticas simplemente optan por no hacer planes para ahorrarse el trabajo y la frustración. Sin embargo, la Biblia nos enseña que hacer planes y resoluciones es bueno. He aquí algunas pautas para tener éxito en la planificación.

Fija tu mente en Jesús: Medita en este versículo de Hebreos 12:2 “Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe”. El propósito de Dios para tu vida es mucho mayor que tus problemas. No te rindas cuando la cosa se pone difícil, solo fija tu mente en Jesus quien ha demostrado que si se puede.

Mantén los ojos abiertos: Pensamos en visión como una predicción del futuro, pero ninguno de nosotros puede conocer el futuro sino solo Dios. Visión es ver a Dios obrando y yo sumándome a donde El está ya obrando. Para esto debo de pelar bien los ojos como dice el Salmos 119.18 “Abre mis ojos, para que vea las verdades maravillosas que hay en tus enseñanzas”.

Mantén un corazón agradecido: Cada progreso en tus planes tienes que celebrarlo. Los médicos se refieren a la gratitud como la más saludable de todas las emociones debido a sus beneficios físicos y psicológicos. Pablo dijo 1 Tesalonicenses 5:18 “Sean agradecidos en toda circunstancia”. Has tus planes agradeciendo a Dios por el éxito que Él te dará.

Mantén tu propósito firme: Fuiste creado para complacer a Dios. El Salmos 139.14 dice “¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo! Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien”. Pide a Dios mantenerte firme hasta acabar finamente el plan que te has trazado.

CONCEPTO IMPORTANTE

Cuando Dios creo el mundo lo hizo según un plan maestro y con un orden de prioridades. Imagínate si Dios hubiese empezado a crear el mundo sin un plan, hasta ahora estaríamos pagando las consecuencias.

Mantén tu mirada y mente en Jesus, el autor y consumador de todos los planes. Recuerda que las personas agradecidas aguantan más porque se enfocan en la provisión de Dios más que en sus problemas. Si no te mantienes agradecido, te volverás cínico.

Finalmente recuerda lo que dice en Jeremías 29:11 “Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.” Dios esta planificando tu vida y así deberías también hacerlo tú.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para darte gracias por tener planes y propósitos para mi vida. Hoy vengo a depositar mis planes y agenda en tus manos para que me puedas dar sabiduría y direccion para cumplir con tus metas y objetivos para mi vida.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desea enviarnos un Whatsapp?