UNA ORACION PODEROSA

¿No te gustaría orar de una manera que Dios responda de una manera extraordinaria? En el primer libro de Crónicas hay mas de 600 nombres de personas importantes, pero cuando llegamos al nombre de Jabes se nos dice que fue “mas ilustre” que los demás.

!Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe!” 1 Crónicas 4:10

Se nos dice que Jabes hizo una oración poderosa. Esta oración de Jabes incluye tres solicitudes específicas que nos dan un gran modelo para una vida de oración eficaz.

Jabes oró por el Poder y la Bendición de Dios: Jabes pidió específicamente por más territorio. Jabes era ambicioso. La ambición en sí misma no es ni buena ni mala. En Efesios 3.20 Dios nos reta a hacer grandes pedidos de él “Y aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos”. La oración hace lo que Dios puede hacer. Por ello estira tu fe, sueña más grande y ora al máximo de tu imaginación, solo cuida tu motivación.

Jabes oró por la Presencia de Dios: Al tener más influencia, más territorio, más bendiciones necesitamos más el poder de Dios para cumplir con las exigencias y demandas. Jesus dijo en Lucas 12.48 “porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará”. Es por ello que necesito mas la presencia de Dios en mi vida. No podrás manejar todo por tu cuenta. Por ello no le pidas a Dios más territorio sin pedirle también más de su presencia.

Jabes oró por la Protección de Dios: Esta tercera parte de la oración es la extensión natural de las dos primeras solicitudes. El éxito invita al ataque del enemigo y lo primero que sucede es que nuestro orgullo comienza a florecer. Cuando tu territorio se expande, tus críticos se multiplicarán. Además, cuanto más te acercas a Dios, más Satanás te tendrá en la mira. El poder y las finanzas corrompen a cualquiera y por ello necesito la protección de Dios.

CONCEPTO IMPORTANTE

El pedir más es un impulso básico que todos tenemos en diversos grados. El motivo de tener más es lo que importa, y Jabes tenía motivos puros porque dice 1 Crónicas 4.10 “Y le otorgó Dios lo que pidió”. Por ello debo revisar que mi motivación esté de acuerdo con Dios.

Dios también quiere que seas específico al orar por tus objetivos. Nada se vuelve dinámico hasta que se vuelve específico. Jabes se dio cuenta de que necesitaba confiar en Dios porque su propia fuerza no era suficiente.

A medida que tienes más también tendrás más demandas, tentaciones y desafíos. Una mayor responsabilidad requiere una mayor sensibilidad a la presencia de Dios. Jabes necesitaba el poder, la presencia y la protección de Dios. Atrévete a ambicionar grandes sueños para la gloria de Dios.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para rogarte por mas de ti en mi vida. También vengo a pedirte por más bendición. Por favor pon tu mano sobre mi y guárdame de pecar contra ti. Gracias por escuchar mi oración.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desea enviarnos un Whatsapp?