¡No se trata acerca de ti! Dios nos ha creado para ser semejantes a Cristo. Pablo dice en 1 Corintios 2.16 que para llegar a esa estatura y esa plenitud de Cristo es imperativo que tengamos la Mente de Cristo.

“Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” Efesios 4.13

Tener la Mente de Cristo es pensar, actuar, y hablar como el habla. En otras palabras, ser como él es y para esto necesito tener certeza en estas cosas.

Debo tener una Identidad clara: Jesus se identificó como la luz, el pan, el camino, la vida, el pastor. Hay muchos creyentes que son “Agentes Secretos” porque no quieren definirse por quienes son. Si tú no tienes en claro tu identidad otras personas trataran de decirte quién eres y te manipularan. Estarás viviendo una vida de mentira usando máscaras y esto traerá estrés porque serás como un camaleón.

No se trata de mi Voluntad: Muchos dicen “Yo hago lo que me da la gana”. Pero si tengo la Mente de Cristo entonces quiero hacer la voluntad de Dios. Jesus dijo en Juan 6:38 “He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.” Esto es lo más radical que uno podría decir hoy en día “Yo hago lo que Dios me indica hacer”.

Necesito un Propósito de vida: Jesus sabía exactamente porque y para que el vino a este mundo y dijo en Juan 8:14 “porque sé de dónde he venido y a dónde voy”. Déjame preguntarte: “Sabes tú de dónde vienes y a dónde vas?” El propósito de tu vida en este mundo no es la comodidad y el estatus sino el desarrollo de tu carácter.

Necesito adquirir una Perspectiva eterna: A veces nos ahogamos en un vaso de agua turbia por enfocarnos en nosotros. Cuando comienzas a pensar más allá de solo tu circunstancia del momento comienzas a tener otra perspectiva. Para esto debo poner los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe.

CONCEPTO IMPORTANTE

Todos padecemos de una crisis de identidad de tanto en tanto. Pero Cristo tenía bien claro quién él era. Si yo tengo la Mente de Cristo entonces yo también se exactamente quien soy y a donde voy.

¡No olvides nunca que la vida no gira alrededor de ti! Existes para los propósitos de Dios y no a la inversa. Si tengo la Mente de Cristo entonces tengo una perspectiva eterna no solo una perspectiva del día a día.

Cuando tenemos la Mente de Cristo entonces no sufrimos el estrés de cómo vamos a actuar o que decir pues nuestra identidad estará segura. Si tenemos identidad también sabremos el propósito de nuestra vida. Al tener identidad y propósito tenemos influencia para guiar a otros a tener también la Mente de Cristo.

MOTIVO DE ORACION Señor Jesus hoy vengo delante de ti para rogarte que me des tu manera de pensar, actuar y hablar. Hoy renuncio a mi voluntad y me entrego completamente a ti. Dame una identidad clara y confirma tu propósito en mi vida.

Deja un comentario
MENTE DE CRISTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *