Tu vida, tanto el pasado como el presente y sobre todo el futuro, dependen de tu capacidad de aprender. Posiblemente nunca te lo has planteado en esos términos, pero lo que eres hoy es fruto de lo que has aprendido hasta el momento, ni más ni menos. La postura de aprendizaje es la clave para seguir creciendo y madurando para ser mejor mañana de lo que fui hoy.

“Así será a tu alma el conocimiento de la sabiduría; Si la hallares tendrás recompensa, Y al fin tu esperanza no será cortada”. Proverbio 24:14

Las personas naturalmente se acercarán más a ti en la medida que tu adquieras conocimiento, sabiduría y experiencia. Tener conocimiento te da credibilidad y tener credibilidad es importante para que otros te respeten. Si personas te respetan también te escucharan y podrás compartir tus conocimientos. Por ello practica los siguientes hábitos.

Sé humilde: La humildad es el punto de partida para ser enseñable. Personas orgullosas ya lo saben todo y no necesitan aprender más. Las personas enseñables saben que siempre hay algo más por aprender. En Proverbios 26.12 dice “¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él”.

Aprende algo hoy mismo: En la pared de una oficina de ventas de madera colgaba este cuadro: “El mejor tiempo para plantar un árbol fue hace 25 años. ¡El segundo mejor tiempo es hoy mismo!” A lo mejor dices ya es tarde para comenzar a aprender, pero todos los días es una nueva oportunidad. El Salmista decía “Encamíname en tu verdad, y enséñame; en ti he esperado todo el día” (Salmos 25.5).

Enseña lo que has aprendido: La mejor manera de memorizar algo es enseñarlo. Según estudios, personas retienen el 90% de lo que aprenden cuando enseñan el concepto a otra persona.

Practica lo que ya sabes: La única manera de mejorar un oficio o arte es ponerlo en práctica. En Proverbios 19.8 dice: “Si en verdad te aprecias, estudia. Bien harás en practicar lo aprendido.” Y en Santiago 1.22 dice: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores”. El que no practica lo que sabe echa a perder lo que ha aprendido anteriormente.

CONCEPTO IMPORTANTE

Mirar hacia atrás y lamentarse no te ayudara para moverte hacia delante. Busca activamente la sabiduría y la instrucción como si tu vida dependiera de ello. La sabiduría no viene por accidente. Debemos perseguirla con todo nuestro corazón para crecer de todas las formas posibles.

Cuanto más aprenda tanto más aumenta mi capacidad de aprendizaje y estaré más preparado para el mañana. Por ello hoy es un buen día para empezar a aprender algo nuevo. Tal vez un nuevo idioma, una nueva profesión, un nuevo deporte, o leer un libro.

La humildad y el temor de Dios es el vehículo mediante el cual uno llega a aprender y adquirir sabiduría. Ojalá que el epitafio de nuestra tumba pueda decir: “Siguió aprendiendo hasta el día de su muerte”.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para decirte que estoy dispuesto para aprender. Crea por favor un espíritu enseñable dentro de mí. Hoy renuncio al orgullo que me ha sido de barrera y hoy me comprometo a aprender algo nuevo de ti y los demás.

Deja un comentario
POSTURA DE APRENDIZAJE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *