“Entonces Abisai dijo a David: Hoy ha entregado Dios a tu enemigo en tu mano; ahora, pues, déjame que le hiera con la lanza, y lo enclavaré en la tierra de un golpe” 1 Samuel 26:8

Nos gustan los atajos. Los atajos son convenientes y nos llevan rápidamente a la meta. David fue ungido por rey de Israel, pero Saul buscaba matarlo. En una oportunidad fortuita e increíble David tuvo la oportunidad de tomar un atajo y deshacerse de Saul, pero no lo hizo y añadió “¿quién extenderá su mano contra el ungido de Jehová, y será inocente?”

El pastor británico Charles Spurgeon dijo: “Los que se sumergen en el mar de la aflicción encuentra perlas raras”. En Mateo 7 Jesus indica que angosta y no ancha es la puerta que lleva a la vida. Aun sabiendo todo esto, el tomar un atajo es sumamente atractivo y se filtra en nuestra vida de estas maneras:

Conducta Casual: Hay quienes viven buscando casualidades y ocasiones más fáciles de llegar a destino. En otras palabras, quieren pasarse de “vivos o listos”. Hay una diferencia en ser astuto y pasarse de “vivo”. La motivación del vivo es cortar camino para evadir todo esfuerzo y luego presumir de ello como una virtud. David tuvo oportunidad de pasarse de listo pero él sabía que Dios no aprobaría de ello.

Por Derecho: El haber recibido el nombre de “Hijos de Dios” a veces nos impulsa a demandar de parte de Dios que no haya más problemas y aducimos que tenemos un “derecho” a ello. Pablo nos encarga en Filipenses 2:12 “ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”. No tenemos derechos adquiridos automáticamente. El único derecho que nosotros tenemos es un acceso a Dios mediante Jesucristo y este por gracia.

Falta de Disciplina: Si bien la salvación es inicialmente la decisión de Dios hacia nosotros, nuestra respuesta exige que apliquemos disciplinas para mantenernos en el camino angosto que conduce a la vida (Mateo 7:14). La peligrosa realidad de los atajos y la vía rápida es que permite una mentalidad de “Fe rápida”, sin mucho esfuerzo y poca disciplina.

CONCEPTO IMPORTANTE

En ocasiones seremos tentados como David. Amigos con buenas intenciones nos alentaran en tomar un atajo en vez de esperar por la respuesta de Dios. Los atajos en su mayor parte, pueden parecerse bastante inofensivos, pero el camino rápido no te lleva a “perlas raras”.

El pasarse de listo o vivo tiene consecuencias. Los atajos evitan las relaciones saludables. Los atajos en el trabajo resultan en un desempeño menos que adecuado o incluso pueden ponernos en la línea de desempleo.

La falta de disciplina puede sugerir que Dios es simplemente una presencia parpadeante cuando convenga en lugar de una realidad brillante en nuestra vida. Cuida tu corazón y motivaciones. No permitas que un atajo te robe de la bendición completa que Dios tiene preparado para tu vida a través del camino angosto.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para pedirte perdón por buscar el camino rápido y los atajos en mi vida. Hoy me someto a tu voluntad y te pido sabiduría para tomar el camino angosto que me lleva a una relación más íntima contigo.

Deja un comentario
LOS ATAJOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *