¿Alguna vez has tratado de hacer coincidir colores de pintura? La palabra en griego para «diversas» es literalmente «multicolor». Los problemas vienen en todas las formas, tamaños y colores. Una cosa es cierta acerca de los problemas, nunca te aburrirás con ellos. Hay una gran variedad para llenar un año entero.

“Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar diversas pruebas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho” Santiago 1:2

Problemas varían en intensidad, presentación y duración. Algunos son inconvenientes menores y algunas son crisis mayores. Otros están hechos a tu medida y lo sabes. Cualquiera sean tus problemas tenlo por cierto que tienen por lo menos 3 propósitos.

Los problemas purifican mi Fe: Los cristianos se parecen mucho a las bolsas de té. No sabes lo que hay dentro de ellas hasta que las dejas caer en agua caliente. Lo primero que hacen los problemas es poner a prueba nuestra fe. Job dijo: «Cuando [Dios] me ponga a prueba, saldré tan puro como el oro” (Job 23.10).

Tu fe se desarrolla cuando las cosas no salen según lo planeado y mas aun cuando se presentan los problemas. Nuestra fe necesita ser purificada de toda impureza carnal para que sea más sólida y más fuerte.

Los problemas fortalecen nuestra Paciencia: No nos gusta la presión y hacemos todo lo posible para evitarla. Pero Dios usa problemas en nuestras vidas para enseñarnos cómo manejar la presión y cómo perseverar. La prueba de tu fe desarrolla la paciencia (v.3).

Los beneficios de la paciencia son múltiples. Las personas pacientes disfrutan de una mejor salud mental, emocional y espiritual. Los pacientes son mejores amigos y vecinos. La paciencia nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos sin herniarnos.

Los problemas santifican mi Carácter: El propósito número uno de Dios en tu vida es hacerte más como Jesucristo. Estás exactamente donde Dios te quiere. Estás en un curso de formación de carácter. El secreto esta en Romanos 8:29 donde dice que “Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo”.

CONCEPTO IMPORTANTE

Cuando vienen los problemas Santiago dice que lo consideremos como un tiempo para alegrarnos mucho. ¿Por qué? Porque los beneficios de pasar por problemas son mayores que los de huir en cobardía de ellos.

No nos regocijamos por el problema, nos regocijamos en medio del problema. No le agradecemos a Dios por la situación desagradable, pero damos gracias a Dios por el resultado de haber pasado por ella.

Mientras vivo en el presente, miro hacia el beneficio a futuro de este problema. La “consideración” es una elección. No puedo controlar las circunstancias que me suceden en la vida, pero si puedo controlar cómo responderé a ellas.

Una vez que pase por los problemas tendré una fe mas fuerte, una paciencia desarrollada y un carácter mas como Cristo.

MOTIVO DE ORACION Señor Jesus hoy vengo delante de ti para agradecerte por las pruebas y los problemas en los cuales me encuentro. Te ruego que me des fortaleza para pasar por ellos. Gracias por desarrollar mi fe, mi paciencia y darme un carácter mas como el que tienes tu.

Deja un comentario
PROPOSITO DE PROBLEMAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *