¿Qué haces cuando te quedas sin energía y estas en medio de cien mil cosas? No puedes simplemente empacar tus cosas e irte a un lugar paradisiaco cada vez que te canses y te desanimes. Tienes que seguir adelante y por ello tienes que aprender a recargarte en medio de tu ajetreado estilo de vida.

“Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría… porque mi Dios es la roca poderosa donde me escondo” Salmos 94:19,22

Si deseas tener una vida larga y fructífera debes aprender a recargarte espiritual, emocional, física y mentalmente. Por ello Pablo dice “Nunca nos damos por vencidos. Aunque nuestro cuerpo está muriéndose, nuestro espíritu va renovándose cada día” (2 Corintios 4.16). Por ello adopta estas 4 prácticas para recargar tus energías:

Aprende a tomar mini descansos durante el día: Cuando sientas que aumenta tu presión, simplemente detente y di: “Dios, quiero volver a sincronizarme contigo”. No estoy sugiriendo treinta minutos de tirarse a la hamaca. Estoy hablando de un minuto. Sólo un mini descanso de estar en silencio para enfocarte en Dios.

Acuérdate de la bondad de Dios del día de Ayer: Haz una lista de todas las cosas que Dios ha hecho en tu vida y empieza a estar agradecido. La actitud de gratitud es la emoción más saludable que puedes tener para recargarte y por ello dice Pablo: “Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes” (1 Tes. 5.18).

Recuérdate de la presencia de Dios en el día de Hoy: Me recuerdo que Dios está conmigo en este momento. No estoy solo. Incluso cuando siento que estoy completamente solo, no lo estoy porque Jesus dijo: “Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos” (Mateo 28.20).

Rodéate con las promesas de Dios para el día de Mañana: Hay más de 6,000 promesas para nosotros en la Biblia. Cada una de ellas es me aseguran que todo lo puedo hacer, seré más que vencedor, y si Dios está conmigo quien podrá contra mi (Romanos 8).

CONCEPTO IMPORTANTE

La bondad de Dios del día de ayer, la presencia de Dios en el día de hoy, y las promesas de Dios para el día de mañana me ayudan a tener seguridad espiritual, emocional, y mental.

Sin embargo, para tener descanso y aguante físico necesito hacer pausas más a menudo durante el día. Por ello te sugiero de estar a solas por unos minutos varias veces al día y estar completamente en silencio, sin tu celular, para sincronizarte con Dios y contigo mismo.

A veces decimos que es imposible hacer esto en medio de tantas cosas que hacer. Pero si no te detienes para afilar tu hacha será imposible derribar los árboles que están en tu agenda. Por ello asegúrate de recargar tus energías físicas, emocionales, mentales y espirituales con una mayor frecuencia y cosecharas abundante fruto.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para recargar mis energías que están muy bajas. Te doy gracias por mi pasado, mi presente y también por las promesas del futuro. Hoy vengo a depositar todo delante de ti para poder seguir adelante.

Deja un comentario
RECARGANDO ENERGIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *