¡Puesto que no confiaron lo suficientemente en mí…ustedes no entrarán a la tierra que les doy! Números 20:12

¡Los 40 años que Moisés lideró al pueblo de Israel por el desierto fueron tiempos de gran frustración! Según nuestro pasaje en Números 20 se nota que Moisés estaba enojado, a punto de explotar.

Moisés levantó la vara con ambas manos y golpeó la roca de Meriba. Pero al hacer esto, fue reprendido por el Señor, lo que resultó en que Moisés nunca entrara en la Tierra Prometida.

¿Quién no ha pasado por frustración y desilusión en la vida? Toda persona pasa por experiencias frustrantes y desilusiones en la vida. Este no es un problema, pero la forma como reaccionas cuando estas frustrado si lo es! La vida de Moisés nos revela por lo menos 3 verdades acerca de las frustraciones.

1. La Frustración puede provocar Desobediencia: Moisés se había enfrentado con el Mar Rojo golpeándolo con una gran victoria y luego golpeando la roca con un gran fracaso. El “Desierto” viene a veces después del “Oasis” y de acuerdo a como tu reaccionas al desierto vendrá otra vez el Oasis. No permitas que la desobediencia te guie a una vida fracasada.

2. La Frustración o la Felicidad dependen de tu Actitud: La reacción típica es tirar la toalla y patear la olla. Por ello no busques la venganza y no ensayes en tu mente las respuestas a tu frustración. Miqueas 2.1-2 dice “¡Ay de los que en sus camas piensan iniquidad y maquinan el mal, y cuando llega la mañana lo ejecutan, porque no les ira bien!”

3. La Frustración me lleva a depender más de Dios: Moisés aprendió la lección, aun cuando no había vuelta para atrás a las consecuencias de su acción. En Salmos 81 dice de Moisés “Clamaste a mí cuando estabas en apuros, y yo te salvé”. Moisés tenía tal dependencia de Dios que en Hebreos 11 dice que “Siguió firme en su camino porque tenía los ojos puestos en el Invisible”.

CONCEPTO IMPORTANTE

La frustración muchas veces está ligada con cosas materiales, eventos y circunstancias. Sin embargo, la peor de las frustraciones viene de relaciones personales malogradas.

¿Qué hacer con las frustraciones? Cuéntale a Dios en oración. Dice en 1 Pedro 5.7 “Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.”

Luego busca a personas que puedan llevar contigo la carga. Cuando las frustraciones y las desilusiones de la vida vienen no te quedes solo en la “Caja de la Frustración”, busca a alguien! En Eclesiastés 4.9 dice “Más valen dos que uno, pues si uno de ellos cae, el otro lo levanta”.

MOTIVO DE ORACION

Señor vengo delante de ti en este día reconociendo que estoy sumamente frustrado y desilusionado. Vengo en este día a depositar todas mis preocupaciones y ansiedades en tus manos porque yo se que tu tienes cuidado de mí.

Deja un comentario
ESTOY FRUSTRADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *