La alegría en mi matrimonio es producto del tiempo que hemos invertido juntos durante muchos años en las buenas y en las malas. Igualmente pasa con Dios, cuanto más tiempo paso con El en intimidad más gozo y alegría experimentaré en mi vida.

Es común escuchar de creyentes que después de unos años de conocer a Jesus dicen: “he perdido el gozo que tenía cuando recién le entregué a Dios mi vida”. Esto es paradójico a la luz de lo que acabamos de aseverar más arriba. ¿Como se explica entonces que uno puede perder su “gozo” en una relación?

La única forma de explicar esto es que en todo matrimonio hay compañerismo y también intimidad. Compañerismo es solo vivir juntos bajo un techo y compartir la vida. Pero intimidad solo se puede tener cuando uno se despoja de todo para ser uno.

“Quiero conocer a Cristo y experimentar el gran poder que lo levantó de los muertos. ¡Quiero sufrir con él y participar de su muerte” Filipenses 3:10

Lo mismo pasa con Dios, tengo que desnudarme delante de Dios y tener intimidad con El para experimentar el gozo y alegría de ser uno con El. Pablo en nuestro pasaje dice que quería conocer, experimentar, sufrir y participar con Cristo, en otras palabras, ser uno con él.

¿Qué hago entonces para reparar una relación seca? ¿Quieres recuperar tu alegría y gozo? Sigue creciendo en tu relación con Cristo:

1. Pasa más tiempo con Dios. ¿Estás pasando más y más tiempo con Dios? Cuando nos ocupamos del trabajo y de nuestras responsabilidades, a menudo permitimos que nuestro tiempo con Dios sufra. Servir a Dios sin pasar tiempo con él es infructuoso. Mientras más tiempo pases con Cristo, mejor lo conocerás, y más feliz serás.

2. Habla con Dios continuamente. Una relación más íntima con Dios se logra al hablarle constantemente. Pablo en la Biblia nos hace recuerdo de hablar con Dios sin cesar (1 Tes. 5.17). No se trata de estar arrodillado todo el día en oración con Dios sino de hablar y consultar con El todas las cosas, hacerlo participe de todas mis actividades.

3. Confía de todo corazón en Dios. Dios quiere que aprendas a confiar en él. A menudo es por eso que permite que los problemas entren en tu vida. Los problemas y las pruebas nos acercan más a Dios porque estamos desprotegidos y necesitados de ayuda. Al recibir la respuesta de Dios nuestra confianza y esperanza crece y llegamos a ser más uno con él.

CONCEPTO IMPORTANTE
Lo que mantuvo a Pablo alegre a pesar de haber estado encarcelado mientras escribía el libro de Filipenses fue su relación íntima con Cristo. Dos de los asesinos más poderosos de la alegría son el legalismo y las prioridades fuera de lugar. Una relación seca con Cristo también matará tu gozo en el matrimonio y el trabajo.

Pablo señala que ni las recompensas en el cielo, los elogios de otros, ni siquiera el plantar iglesias o ganar personas para Cristo trae tanto gozo como el “conocer” a Cristo. Él dice: “Mi propósito número uno en la vida es conocer a Cristo”. Conocer íntimamente a Cristo trae propósito, gozo, alegría, paz, y amor a mi vida.

Mi prioridad debe ser pasar más tiempo con El, hablar más a menudo con El y desnudarme completamente delante de El para tener una intimidad singular con El. Por ello Jesus dijo cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto y él te recompensara en público (Mateo 6.6).

MOTIVO DE ORACION
Señor Jesus vengo delante de ti en este día para decirte que quiero tener intimidad contigo. Necesito renovar mi gozo y mi alegría contigo. Perdóname por mantener una relación seca contigo por tanto tiempo. Hoy vengo para renovar mis votos y mi deseo de conocerte mejor aún.

Deja un comentario
RELACION SECA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *