NO TE PREOCUPES…ADORA

 

Estaba sentado en el avión, que de por sí ya estaba con 3 horas de demora, preocupadísimo porque de seguro perdería mi conexión en el siguiente vuelo. En mi imaginación pensé en agitar mis brazos simulando un ave que tal vez así podría acelerar el paso. Pero pronto me di cuenta que los motores del avión ya lo estaban haciendo y mucho mejor de lo que yo podría hacer. Así que me puse a orar y pronto encontré paz.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” Filipenses 4:6

Si te preocupas y te desesperas no llegas a orar mucho. Si oras mucho no llegas a preocuparte y desesperarte. La Biblia es clara cuando nos dice que tenemos dos alternativas – orar o preocuparnos. El antídoto a preocuparnos es orar. El antídoto a la desesperación es simplemente adorar a Dios.

Que tengo que hacer entonces cuando vienen las preocupaciones a mi vida:

1) Tengo que pedir ayuda: Lo primero que tengo que hacer cuando estoy preocupado es acercarme a Dios y pedirle ayuda. Cuando Josafat fue acorralado por enemigos él y todo el pueblo pidieron socorro a Dios (2º Crónicas 20:4). Cuando te encuentres en dificultades no tomes decisiones ligeras y rápidas, primero consulta con Dios y pídele ayuda.

2) Acuérdate de quien es Dios: Cuando tengo un problema con el carro me acuerdo de Manuel, mi mecánico. Cuando tengo problema de cañerías en la casa, me acuerdo de Nemecio, mi plomero. Cuanto tengo preocupaciones en mi vida, me acuerdo de Dios. ¡Porque Él es el Todopoderoso, lo hizo una vez y lo hará otra vez!

3) Confiesa tu limitación: Tengo que confesar mi insuficiencia. Confesar que uno no puede solucionar algo es humillante, pero es lo correcto. Confesar mi limitación es simplemente reconocer que yo no soy un SUPERMAN o una SUPERMUJER! Cuando hago esto muestro mi dependencia de Dios y entonces El sí puede ayudarme.

4) Expresa a Dios tu agradecimiento por adelantado: Pablo dice que hay un gran poder cuando damos gracias a Dios en medio de la preocupación. Antes de que empiece la batalla antes de que se resuelva el problema tú ya le agradeces a Dios por la ayuda que estará enviando!

CONCEPTO IMPORTANTE

No tiene sentido lógico en medio de la desesperación de ponerte a orar, pero es justamente lo correcto. Tratar de solucionar un problema con tus propias fuerzas solamente trae más preocupación a tu vida.

Reconocer que yo no puedo solucionar algo es lo correcto y es justo lo que Dios quiere “porque Dios atiende al humilde, pero al altivo mira de lejos.” (Salmos 138:6)

Josafat en vez de preocuparse comenzó a orar y Dios salió a pelear por él. Pablo y Silas en la cárcel en vez de preocuparse comenzaron a cantar y Dios mando un terremoto para liberarlos. Si Dios lo hizo con ellos también lo hará contigo en este día, solo ponte a adorar a Dios y sucederán cosas.

MOTIVO DE ORACION

Dios en este día lleno de preocupaciones vengo a depositar mi total confianza en ti. Tú me has sacado de situaciones difíciles en el pasado y tengo la completa y total certeza de que lo harás otra vez. En este día te entrego todas mis preocupaciones en tus manos para mostrarme que hacer y te doy gracias por anticipado por la respuesta que me darás.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *