COMO ADMINISTRAR MI MENTE

COMO ADMINISTRAR MI MENTE

“Saquen el mayor provecho de cada oportunidad en estos días malos. No actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan” Efesios 5:16-17

Dios está mucho más interesado en cambiar tu mente que en cambiar tus circunstancias. Siempre oramos que Dios cambie nuestras circunstancias, que se lleve todos los problemas, el dolor, la enfermedad, y la tristeza. Para Dios todo esto es importante pero más importante aún es lo que está sucediendo dentro tu mente.

Cuando hablamos de los pecados del orgullo, odio, miedo, la envidia o la preocupación, estamos hablando de la mente. Si puedes aprender a administrar tu mente, has aprendido a manejar tu vida.

Mi mente controla mi vida: La gente dice. “¡Solo lo estaba pensando!” Sin embargo, cada acción comienza siempre como un pensamiento. En Proverbios 4:23 dice “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida”. Si no lo piensas, no se hace y esto es bueno y también malo. Si es un buen pensamiento, lo harás bien. Si es un mal pensamiento, lo vas a hacer mal. El rumbo de mi vida inicia en la mente.

La mente es el campo de batalla del pecado: Creemos que la tentación es algo que está ahí fuera, algo externo que se presentó y nos hizo caer. Pero no te tentaría si no hubiera un deseo contrario dentro de ti. En Romanos 7:22-23 dice “Amo la ley de Dios con todo mi corazón, pero hay otro poder dentro de mí que está en guerra con mi mente”.

De que hay una guerra en tu mente y por 24 horas del día no se puede negar. Es una de las razones por las que uno se fatiga mentalmente porque es una batalla.

Es la clave de la paz y la felicidad: Tu tranquilidad aumentará dramáticamente si logras someter tu mente a Cristo. En Romanos 8:6 dice “Permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz”. Una mente no controlada conduce a la tensión y el estrés. Una mente controlada por el Espíritu Santo conduce a la tranquilidad, la paz y felicidad.

CONCEPTO IMPORTANTE

A muchas personas les enseñaron cosas como “No vales nada. No eres bueno. Eres feo” que simplemente no son ciertas. Años después estas personas aún siguen siendo marcadas por esto. Es por ello que necesitamos ser transformados en la forma de pensar.

La batalla en la mente es debilitante porque es muy intensa. Y la razón por la que es tan intensa es porque tu cerebro, tu mente, es una posesión estratégica. Y Satanás quiere controlar tu mente. El mundo quiere controlar tu mente.

Es por ello que necesitamos entronar a Cristo en nuestra mente y permitir que solo él tenga acceso a ella con la verdad de Su palabra. Una mente controlada por el Espíritu Santo conduce a la seguridad, paz y felicidad.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti para entregarte mi mente y mi corazón. Hoy vengo a rendirme delante de ti para que tu puedas controlar mis pensamientos. Te ruego que llenes mi mente con tu verdad y que pueda ser verdaderamente libre.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *