¡Mi esposo me grita y discutimos todo el tiempo! …me escribió recientemente una persona. Las causas más comunes de discusiones entre personas es no querer escuchar, decir cosas desagradables y la falta de consideración. Todo esto se resume a soberbia y orgullo propio.

“Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. Así que humíllense delante de Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes” Santiago 4:6-7

¿Te gustaría acabar con las discusiones destructivas en tus relaciones? No puedes cambiarlo por tu propia cuenta. Necesitas el poder de Dios y eso se llama gracia y solo hay una manera de obtener la gracia, humillándote.

Santiago nos da cuatro acciones específicas para curar las discusiones interminables.

Sométete a Dios: Deja que Dios sea Dios en tu vida. Dale el control y ríndete a Él. Si no te llevas bien con otras personas es porque tienes una guerra civil en tu propia vida. El conflicto real está dentro de ti. Así que el punto de partida es lograr que la paz de Cristo gobierne en tu corazón (Col. 3:15).

Sé Inteligente: ¡Mantente alerta porque el diablo anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar! (1 Pedro 5.8). ¿Cómo opera el diablo? Él juega con nuestro orgullo y susurra en nuestro oído lo que queremos escuchar. La palabra «resistir» es un término de guerra. Muéstrale quién es el jefe y dile: «Satanás, sé que eres tú y te rechazo en el nombre de Jesus».

Acércate más a Dios: Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes (v.8). Cuando el nivel de discusión aumenta en mi matrimonio, significa que alguien no está pasando tiempo con el Señor. Es así de simple. Cuanto más tiempo pases con el Señor te llevarás mejor con los demás. ¡Tendrás menos discusiones!

Pide Perdón: Si quiere llevarte bien con otras personas, aprende a pedir perdón a Dios y a quienes te lastiman. Tal vez los demás estén equivocados en un 95% y solo tengas un 5% de culpa. Encárgate de tu 5% y deja que Dios se encargue del otro 95%. ¡Esto será difícil, pero Dios da gracia a los humildes!

CONCEPTO IMPORTANTE

Dios no da gracia a las personas que están llenas de orgullo y piensan que pueden solucionar problemas por su propia cuenta. Él da gracia cuando venimos y decimos: «Dios, necesito tu ayuda». Y es ahí cuando tenemos el poder de hacer los cambios que nos gustarían hacer.

¿Cómo resistes al diablo? De la misma manera que lo hizo Jesús el citó las Escrituras. Hay una gran promesa aquí porque dice: «Resiste al diablo y él huirá». No tienes que aguantarlo. Se inteligente, acércate mas a Dios y no le quedara otra opción que salir huyendo.

Cuando pasas tiempo con el Señor, vuelves tus pensamientos hacia Él, entonces te llevas mejor con los demás porque Él mantiene la paz perfecta en tu corazón y no serás tan irritable. Isaías 26:3 dice «Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado».

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para acercarme mas a ti y someterme mas a ti. Te ruego que mes des fuerzas y coraje para resistir al diablo y que el huya de mi vida. También te pido que gobiernes con Tu paz en mi corazón, en mi matrimonio, en mi familia, en mis relaciones.

Deja un comentario
CURA PARA DISCUSIONES

Un pensamiento en “CURA PARA DISCUSIONES

  • 5 febrero, 2019 a las 5:54 pm
    Enlace permanente

    Muy bueno y me motiva a seguir humillándome delante de nuestro buen Dios, para que satanás el diablo no tenga parte ni suerte en mi vida

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *